Arrestaron al diputado Zambrano, el número dos de Guaidó

En cumplimiento con la orden del Tribunal Supremo de Justicia, agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia detuvieron por la noche al vicepresidente del Parlamento venezolano, Edgar Zambrano, por su participación en el levantamiento militar fallido. El opositor Juan Guaidó acusó al presidente Nicolás Maduro de llevar a cabo un «desmontaje» del Parlamento venezolano, mientras que la ONU advirtió que el arresto “mina los esfuerzos para buscar una solución pacífica”.

Por la noche, los agentes del Sebin interceptaron a Zambrano en su vehículo frente a la sede de su partido en Caracas. Al resistirse al arresto fue trasladado en una grúa al Helicoide, cuartel del organismo.”El régimen secuestró a Zambrano”, denunció Guaidó, autoinvestido como presidente interino.

La Corte había ordenado enjuiciar a Zambrano la semana pasada y entre el martes y este miércoles sumó a otros nueve congresistas a la lista. Tras el pedido del TSJ, la Asamblea Constituyente despojó de su inmunidad a siete parlamentarios, incluido Zambrano, y anticipó el mismo procedimiento para los demás. “No se trata de un circo. Va a haber Justicia porque estas acciones moralizan al pueblo venezolano”, subrayó por su parte el presidente de la Asamblea, Diosdado Cabello.

La ONU ha defendido en todo momento la necesidad de una salida negociada a la crisis y se ha ofrecido a mediar entre las dos partes si fuese necesario, un proceso que ahora ve “complicado” con la reciente detención. «El secretario general está preocupado por la detención de otro legislador de la oposición por parte de las autoridades venezolanas», afirmó el vocero de Antonio Guterres.

Para Guterres, «arrestar a miembros de la oposición y a parlamentarios mina los esfuerzos para buscar una solución pacífica y negociada a la crisis cada vez más profunda en Venezuela», según explicó Farhan Haq. El jefe de la ONU reiteró su llamamiento a todas las partes a dar «pasos inmediatos para rebajar las tensiones y a evitar cualquier acción que lleve a una mayor escalada».

Además, Haq dijo que Guterres pide «a las autoridades que cumplan con los derechos de todos los líderes políticos detenidos y den a sus abogados y familias acceso inmediato para verificar las condiciones de su detención”.