“Argentina y el Reino Unido comparten un enfoque maduro”, May afirmó que el Brexit no cambiará la posición de las Islas

La primera ministra Theresa May se refirió al Brexit que signa su gobierno y dejó definiciones importantes para Argentina respecto a su reclamo soberano sobre las Islas Malvinas, uno de los temas sobre los que se espera se focalice durante la Cumbre de Líderes del G20 que se desarrolla en Buenos Aires. “Nuestra profunda e histórica relación constitucional con las Islas no cambiará como consecuencia del Brexit”, aseguró la mandataria antes del encuentro internacional.

Inmersa en el conflicto de la salida de la Unión Europea, May afirmó que “la Argentina y el Reino Unido comparten un enfoque maduro” en torno al archipiélago y ponderó el acuerdo que suscribieron en 2016 el gobierno de Mauricio Macri y el ministro de la Cancillería Británica, Sir Alan Duncan.

“Este es solo el hito más reciente en un camino que muestra un fortalecimiento de las relaciones entre el Reino Unido y la Argentina. Vemos a la Argentina como un socio clave”, manifestó sobre su visita al país. Macri mantendrá mañana una reunión bilateral con la jefa de Estado.

La premier británica habló de “intercambios realmente positivos” entre ambos países, tras el cuestionado acuerdo de cooperación de 10 puntos que desarmó el andamiaje legal y puso en riesgo la soberanía nacional sobre los recursos naturales. “Se han registrado intercambios realmente positivos entre nosotros. Entre los cuales figuran la primera visita en 25 años de un canciller británico a la Argentina, ocurrida este año, y la visita del jefe de Gabinete Marcos Peña al Reino Unido el pasado junio, ocasión en que tuve el placer de recibirlo en Downing Street”, señaló.

El pacto al que se refiere, rubricado el 15 de septiembre, evita las sanciones a las empresas pesqueras y petroleras que operan en la zona. Como retribución consuelo, se anunció al poco tiempo un vuelo más a las islas con escala del continente. El Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas (Cecim) La Plata denunció por entonces penalmente a la excanciller Susana Malcorra y al viceministro Carlos Foradori porque evaluaron que llevaría al país “ineludiblemente a favorecer los intereses británicos”.

Esta semana, la Cancillería argentina anunció el acuerdo de un nuevo vuelo con Gran Bretaña que unirá el continente con las Islas Malvinas y reunió fuertes críticas por parte del sector opositor. Desde el peronismo adelantaron hoy que van a presentar un pedido de juicio político contra el canciller Jorge Faurie porque va “en contra del objetivo central de recuperar el ejercicio efectivo de la soberanía sobre nuestras islas”.

May, en cambio, lo definió como “ una muestra” de ese “trabajo en conjunto” entre ambos países. “Como dijeron los miembros de la Asamblea Legislativa de las Falkland, esto fortalecerá las conexiones de las Islas con el mundo, contribuirá a su crecimiento económico y desarrollo, y traerá enormes beneficios sociales a la comunidad isleña. Y también beneficiará económicamente a la región”, añadió.