“Aquí hay coronavirus”: Marcarán en Bolivia las casas de los infectados que desacaten la cuarentena

Ante los incumplimientos de las medidas de distanciamiento social, el ministro de Obras Públicas, Iván Arias, anunció que intendentes de La Paz y El Alto marcarán con carteles las casas de los enfermos de Covid-19 que no cumplan con el confinamiento. “Gente que esté con coronavirus y que no quiera aislarse, vamos a poner un letrero en su casa diciendo: ¡aquí hay covid-19!”, lanzó Arias, miembro del gabinete de la autoproclamada presidenta interina Jeanine Añez. 

El gobierno de facto justificó la polémica medida ante los reiterados casos de personas que caminan por las calles sin barbijos ni protección, a pesar de estar contagiadas. La iniciativa de Arias fue aprobada hasta el momento por el Comité de Operaciones de Emergencia Departamental, integrada por instituciones y autoridades regionales de La Paz y la vecina ciudad de El Alto.

El departamento de La Paz, que incluye El Alto, registra hasta ahora 555 casos positivos de coronavirus. Es además una de las regiones en las que rige desde este lunes una cuarentena flexible, aunque todavía están suspendidas las clases escolares y universitarias, además de los restaurantes o espectáculos culturales y deportivos.

Para reforzar su postura, el funcionario comentó el último caso de violación de medidas que generó inconvenientes, el de una familia con coronavirus que voló desde Beni (noreste) a La Paz (oeste), tras sortear todos los controles y firmar una declaración jurada de que estaban libres de Covid-19. Como consecuencia del viaje,  toda la familia está internada en un hospital público, y la tripulación de la aeronave de la línea boliviana BoA quedó en cuarentena preventiva. 

“Las personas que desde hoy, sabiendo que tienen covid-19 y no quieran ir voluntariamente a un centro de aislamiento o respetar el aislamiento en su casa, vamos a poner un precintado que diga ‘Covid-19′”, remarcó Arias, quien agregó: “Ya no podemos soportar que gente irresponsable esté poniendo en peligro la vida de la población”.