“Aprendan de nuestros errores”, el mensaje de Mujica para los nuevos dirigentes progresistas de la región

El expresidente uruguayo José Mujica llamó a la nueva generación de gobernantes progresistas de América Latina a no cometer “los mismos errores” que la suya y a tener una agenda regional más realista.  Dijo también que el regreso al poder de Luiz Inácio Lula da Silva “le va a hacer bien a Brasil” porque el país “necesita paz” y “espíritu de negociación” tras la Presidencia de Jair Bolsonaro.

Mujica contó que Lula “se ríe” cuando le advierte que su mística es insustituible y que Brasil “no tiene un peronismo” que mantenga unidas a las clases populares, en una entrevista brindada al canal CNN En Español.

Consultado sobre el triunfo de Gustavo Petro en Colombia y la llegada al poder en Chile de Gabriel Boric, Mujica lanzó un pedido para los nuevos dirigentes. “Que venga otra generación, que aprendan de nuestros errores, que cometan sus errores, no los nuestros”, dijo Mujica sobre la nueva camada de líderes progresistas, a los que se suma Xiomara Castro en Honduras y Pedro Castillo en Perú.

El expresidente dijo que entre los errores de su generación de líderes de izquierda latinoamericana de la década de 2010, de la que Lula formó parte, estuvo “la agenda latinoamericana demasiado aparatosa y poco realista”. “Muchas fotos, muchas cosas, muchos encuentros…”, señaló.

“Hay que hacer política y hay que hacer política primero aceptando todo lo que hay. Si vamos a pensar todos lo mismo, no nos juntamos. Y tenemos que juntarnos para construir un alero para defendernos”, señaló.

“El mundo que viene se está organizando en gigantescas unidades. Nosotros no existimos los latinoamericanos”, dijo, en alusión a la falta de integración regional.

En un plano más doméstico, los exhortó a “intentar ir creando otra economía en las entrañas de esta economía, sin destrozarla”. Lula “es un gran negociador y la sociedad brasilera necesita paz, necesita espíritu de negociación”, prosiguió. 

“Yo lo aconsejé, porque ojo: Brasil no tiene peronismo… Lula tiene un peso personal, místico, particular, que no es sustituible”, subrayó, y añadió que Lula “se ríe” cuando se lo dice.

“Argentina tiene eso que se llama peronismo. Todos los peronistas que hay y ni conocieron a Perón… están ahí, siguen con la mística. Pero Brasil no tiene ese letrero histórico que le sirve para juntarse”, agregó.