Áñez tuvo que echar al ministro que dijo ser muy “blanco” para ser del MAS

“Tengo ojos verdes, pelo crespo, soy blanco; no quiero discriminar, pero ésas, mis condiciones, no hacen que yo sea compatible con el resto de las personas del MAS”, había dicho Fernando Vásquez, hasta ayer ministro de Minería del gobierno de facto. “El racismo que deshumanizó a los indígenas retornó a Bolivia”, aseguró el expresidente Evo Morales

La mandataria interina Jeanine Áñez se vio obligada a destituir a Vásquez por el escándalo que desataron sus dichos. “He decidido la destitución del ministro Vásquez por sus expresiones racistas; en este gobierno no acepto corrupción ni discriminación alguna, Bolivia es una familia donde todos somos iguales”, informó Áñez a través de Twitter.

“Tengo ojos verdes, pelo crespo, soy blanco”

Vásquez -que había asumido el cargo el 8 de este mes- dijo en una entrevista radial, que por “especificaciones” de “identidad” no era “compatible” con los militantes del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido del ex presidente Evo Morales, el primer gobernante indígena en la historia de Bolivia.

“Con respecto a mi vinculación con el MAS, creo que no tengo ni los requisitos, porque para ser masista hay algunas especificaciones, inclusive, de identidad”, lanzó Vásquez, según la agencia noticiosa estatal ABI. “Tengo ojos verdes, pelo crespo, soy blanco; no quiero discriminar, pero ésas, mis condiciones, no hacen que yo sea compatible con el resto de las personas del MAS”, agregó.

Vásquez respondió de ese modo a versiones según las cuales su nombramiento como ministro estaba relacionado con su supuesta adscripción política al MAS. “Al ser señalado como masista, respondí erradamente con ironía, hecho que no siempre es bien comprendido y frecuentemente es tomado literalmente”, intentó justificarse luego de que us declaraciones generaran una ola de indignación y críticas.

“No hay duda de que el golpe de Estado fue fascista y racista”

El expresidente Evo Morales, depuesto tras un golpe de Estado en su contra, aseguró que la destitución del ministro no alcanza para suprimir los rasgos racistas del gobierno de facto. “El pueblo recuerda que Áñez pidió impedir el retorno de ‘los salvajes’, ‘satánicos’ y que los indios deberían volver al Altiplano y al Chaco”, remarcó.