Amnistía Internacional, Human Right Watch y Greenpeace vigilarán la gestión de Bolsonaro

Organizaciones no gubernamentales de nivel internacional consideraron el triunfo de Jair Bolsonaro como un riesgo para las minorías de este país. Por eso le exigieron al presidente electo “proteger y respetar los derechos fundamentales”. Las organizaciones Amnistía Internacional (AI), Human Right Watch (HRW) y Greenpeace anunciaron que supervisarán el respeto por los derechos humanos y la preservación del medio ambiente.

Para AI, la elección de Bolsonaro, conocido por sus manifestaciones machistas, homofóbicas y racistas, “representa un enorme riesgo para los pueblos indígenas, comunidades rurales tradicionales, personas LGBTI, jóvenes negros, mujeres, activistas y organizaciones de la sociedad civil, si su retórica se transforma en política pública”, opinó Erika Guevara-Rosas, directora de esta ONG para las Américas.

Los temores de AI fueron ratificados por HRW, que describió a Bolsonoaro como “un parlamentario que ha defendido la tortura y hablado de forma ofensiva sobre minorías”, razones por las que la ONG anunció supervisión constante a su gestión. “Human Rights Watch seguirá de cerca la retórica y las acciones del gobierno de Bolsonaro”, aseguró José Miguel Vivanco, su director para las Américas.

La organización no gubernamental hizo un llamado para que tanto el Poder Judicial como otras instituciones democráticas se resistan “a cualquier intento del gobierno de Jair Bolsonaro de debilitar los derechos humanos, el estado de derecho y la democracia”.

El director de Campañas de Greenpeace Brasil, Nilo D’Ávila, recordó al gobernante electo de los brasileños que “la naturaleza no puede ser vista como un mero recurso económico”, sino como “una garantía de vida de las futuras generaciones”, por lo que pidió reducir la deforestación y exigió garantías para que el agronegocio “no se manche” con la destrucción de la selva.

“El nuevo presidente de la República necesita actuar a la altura de la importancia global de Brasil para la preservación del medio ambiente, eso significa evitar el aumento de la temperatura del planeta, preservar la Amazonía y combatir crímenes ambientales”, precisó Dávila en un comunicado.