América Latina se cierra al Reino Unido por la nueva cepa de coronavirus

Al igual que en Europa, varios países de la región suspendieron o restringieron sus vuelos desde el Reino Unido para evitar la entrada de la nueva cepa descubierta la semana pasada. A la espera de que comiencen los operativos de vacunación, Chile, Colombia, Argentina, El Salvador y Perú dictaron medidas preventivas durante el fin de semana ante esta nueva variante de la Covid-19, que de acuerdo a los expertos es un 70 % más transmisible que la anterior. 

Uno de los primeros en imitar a los países europeos fue Colombia, que el domingo suspendió los vuelos desde y hacia el Reino Unido. Los colombianos, extranjeros residentes en el país y diplomáticos podrán ingresar a Colombia, pero deberán aislarse durante 14 días, al igual que las personas que hayan visitado el Reino Unido luego del 12 de diciembre. 

Perú tomó ese mismo día decisiones similares. Anunció que no autorizará la llegada al país de vuelos directos o con escala en el Reino Unido como una “medida preventiva” ante la aparición en el país europeo de la nueva variante de coronavirus. 

El Ministerio de salud peruano recordó, en Twitter, que el 15 de diciembre se reabrieron diversos vuelos directos a y desde Europa, entre ellos a España, aunque “hasta el momento no ha llegado ningún vuelo procedente de Londres y del Reino Unido”, según indicaron. 

En Centroamérica, el primero en tomar precauciones en este sentido fue El Salvador. El presidente Nayib Bukele anunció este domingo desde sus redes sociales que se prohibió el ingreso de personas provenientes de Sudáfrica y Reino Unido ante la nueva mutación del coronavirus detectada en ese último país. 

El gobierno argentino también adelantó el mismo domingo a la prensa que se suspenderán  las conexiones con el Reino Unido a partir de este martes. Además, elaboró un protocolo de seguimiento para el último vuelo en llegar al país antes de que empiece a correr la medida. 

Así, los pasajeros y tripulantes que llegaron este lunes 9:20 en el vuelo BA245 de la empresa British Airways deberán cumplir una cuarentena de 7 días una vez que acrediten con los requisitos exigidos para el ingreso al país: un test de PCR con resultado negativo y un seguro covid. Los detalles de las nuevas disposiciones se terminarán de delinear este mismo lunes en una reunión de emergencia del Ministerio de Salud. 

Por su parte, el Gobierno de Chile anunció este domingo que suspenderá también a partir del próximo martes los vuelos directos con Reino Unido y prohibirá la entrada de los extranjeros no residentes que hayan estado en la isla en las últimas dos semanas tras la aparición de una nueva variante de la covid-19.

En un comunicado, el Ejecutivo explicó que las medidas tendrán un carácter transitorio de dos semanas” y que volverán a ser evaluadas entonces.

Los nacionales o extranjeros residentes que hayan visitado Reino Unido en las últimas dos semanas sí podrán entrar en Chile, pero estarán obligados a hacer una cuarentena de 14 días a partir del 22 de diciembre a las 00.00 hora local.

Qué se sabe hasta el momento de la nueva cepa

Estas medidas en Latinoamérica llegan después de que varios países europeos anunciaran la suspensión de los viajes procedentes del Reino Unido, luego de que el gobierno británico advirtiera que la nueva variante, altamente contagiosa estaba “fuera de control”

Si bien esta variante se propaga con velocidad, no hay pruebas de que sea más letal. Sumado a eso, este lunes el laboratorio a cargo de la Sputnik V llevó tranquilidad a la población, al asegurar que ambas variantes no se verían afectadas por la nueva cepa. 

Los responsables de la vacuna rusa afirmaron que la fórmula será “muy efectiva” contra la nueva cepa de coronavirus. “Según nuestra información, Sputnik V será tan efectiva contra la nueva cepa de coronavirus encontrada en Europa como contra las cepas existentes. Sputnik V ha demostrado su eficacia durante un período de tiempo a pesar de las anteriores mutaciones de la proteína S”, indicó Kirill Dmitriev en conferencia de prensa.

En tanto que los expertos creen que la vacuna de Pfizer y BioNTech también podrían actuar contra el virus en esta nueva variante. Uno de ellos fue el ministro el ministro de salud de Alemania, Jens Spahn, quien aseguró que “por todo lo que sabemos hasta el momento, y tras las discusiones que han tenido lugar entre expertos de las autoridades europeas, la nueva variante del virus no tiene ningún impacto en las vacunas” las cuales siguen siendo “igual de eficaces”, dijo.

“Serían muy buenas noticias”, añadió el ministro, cuyo país ocupa actualmente la presidencia rotatoria de la UE.

La nueva cepa incorpora una mutación, llamada “N5017”, en la proteína de la “espícula” del coronavirus, que le permite engancharse a las células humanas para penetrarlas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), además de “los indicios preliminares de que la variante podría ser más contagiosa”, la cepa en cuestión “también podría afectar a la eficacia de algunos métodos de diagnóstico”.

Sin embargo, “no hay ninguna prueba de algún cambio en la gravedad de la enfermedad”, aunque esa cuestión también se está investigando.