Álvaro García Linera: “El armamento llegó a Bolivia y se utilizó en la represión”

El escándalo por la colaboración del Gobierno de Mauricio Macri con el golpe de Estado realizado en Bolivia en el 2019 sumó un nuevo capítulo con la confirmación oficial de que parte de los pertrechos enviados irregularmente por Cambiemos “continúa en los depósitos” de la policía boliviana, sin documentación que “respalde” esos materiales. “El armamento llegó a Bolivia y se utilizó en la represión”, ratificó el ex vicepresidente Álvaro García Linera sobre el rol del macrismo en el derrocamiento de Evo Morales. 

Además, Bolivia profundizó su investigación interna y aseguró que se está a punto de identificar “qué funcionarios acudieron al aeropuerto” a recibir el cargamento transportado en un avión Hércules C-130 de la Fuerza Aérea Argentina, enviado.

En diálogo con IP, García Linera aseguró que lo que se escuchó en los últimos días por parte de los representantes del ex gobierno de Macri fue un “descomunal mamarracho explicativo en torno a lo que pasó”. 

El exfuncionario del gobierno de Evo Morales remarcó que detrás de todo se busca encubrir una intervención militar a una nación soberana en un momento de crisis política. “Algo que está penado en Bolivia, en el caso de la policía y los militares, con penas de hasta 30 años de cárcel”, sostuvo en diálogo con Noelia Barral Grigera y Gabriel Sued.

El caso se conoció días atrás cuando el canciller de Bolivia, Rogelio Mayta, denunció que el Gobierno de Macri envió material antitumulto a ese país, que fue utilizado para reprimir las protestas sociales ocurridas durante el atropello institucional cometido contra Evo Morales. Particularmente se mencionó a las masacres de Senkata y Sacaba. 

Ante este escenario, el presidente Alberto Fernández y varios de sus ministros denunciaron esta semana ante la Justicia a las autoridades del Gobierno de Macri por el envío de material represivo.

Además, en nombre del pueblo argentino, el Presidente pidió disculpas a los ciudadanos bolivianos.

Este miércoles el comandante general de la Policía de Bolivia, Jhonny Aguilera, confirmó que parte del material represivo “continúa en los depósitos de la institución” y aclaró que “no existe documentación alguna que respalde esos pertrechos”,

Evo Morales: “Macri debe ser juzgado legalmente” 

En ese sentido, Morales resaltó ayer que los responsables del envío “deben ser juzgados en Argentina, en Bolivia o en una Corte Internacional“, porque en el futuro “no pueden existir” jefes de Estado “de países vecinos que sean golpistas”.

“Estoy convencido de que deben ser juzgados legalmente, si corresponde que sean extraditados o no, lo verá la justicia argentina o la boliviana, pero no puede en el futuro existir presidentes de países vecinos que sean golpistas. Para eso, hay que juzgarlos. También podría intervenir la Corte Penal Internacional, se verá, pero hay que hacerlo”, insistió Morales en una entrevista radial. 

Por otra parte, cuando le preguntaron qué le diría a Macri si pudiera hablar con él, Morales respondió: “Nunca hablaría con gente que le hace mucho daño a la vida y a la democracia”.

Previamente, el exmandatario de Bolivia afirmó que sufrió un golpe de Estado con apoyo “externo con Estados Unidos a la cabeza”, similar a “un Plan Cóndor del siglo XXI”, y aseveró que existen pruebas que involucran a Macri con la asonada ocurrida en Bolivia en noviembre de 2019.

“Cuando faltaban semanas para las elecciones del 20 de octubre del 2019 ya habíamos recibido información de que venía un golpe y que en su organización había presencia de Estados Unidos. Aunque yo no creía mucho, ya desde mayo, junio, algunos hermanos de inteligencia de la policía de las Fuerzas Armadas de Bolivia me informaban que llegan norteamericanos a Santa Cruz”, recordó Morales.