“Alta volatilidad” y “grandes riesgos”, la advertencia del FMI para El Salvador sobre el uso del bitcoin

El Fondo Monetario Internacional (FMI) consideró que El Salvador no debería adoptar el bitcoin como moneda de curso legal ante los riesgos que implica, pese a que el presidente Nayib Bukele incluso anunció la construcción de la primera ciudad bitcóin del mundo.

Luego de una evaluación periódica de las finanzas del país conocida como Artículo IV, el FMI reconoció los esfuerzos del gobierno salvadoreño por promover la inclusión financiera y el crecimiento económico mediante el uso de criptotecnologías.

Sin embargo, la entidad consideró que “dada la alta volatilidad del bitcoin” su uso como moneda de curso legal “implica grandes riesgos para la protección al consumidor, la integridad del sistema financiero y la estabilidad financiera”. Además, advirtió que “su utilización también puede ocasionar contingencias fiscales” y concluyó que “el bitcoin no debería ser adoptado como moneda de curso legal”.

Ante el riesgo, El FMI le recomendó a El Salvador “limitar el alcance de la Ley Bitcóin” que dio curso legal a la criptomoneda en la economía salvadoreña desde el pasado 7 de septiembre.

El fondo también considera que “se debería obligar a Chivo”, la billetera para criptomonedas controlada por el gobierno, a “asegurar completamente los fondos de los usuarios, en dólares y en bitcoines, a través de la separación y protección de los activos de reserva”.

La primera ciudad bitcoin

El pasado sábado, durante la clausura del Labitconf, un foro anual que reúne a bitcoineros del mundo, el presidente Bukele anunció que se construirá la primera ciudad bitcoin del mundo en la zona oriental de El Salvador.

Usando la energía geotérmica de los volcanes, Bitcoin City se construiría en la ciudad de Conchagua, cerca del volcán del mismo nombre y del Golfo de Fonseca en el océano Pacífico.

Bukele fue criticado por la oposición por haber dado curso legal al bitcoin en la economía salvadoreña, que según el FMI este 2021 crecería un 10% y un 3,2% para 2022.

Tras conocer el informe del FMI, el presidente Bukele calificó en su cuenta de Twitter como “interesante” el análisis sobre el país. “Obviamente no estamos de acuerdo en algunas cosas, como la adopción (riesgosa) del bitcóin”, matizó.