Alianzas bolivianas preelectorales

En octubre del año próximo se realizarán elecciones presidenciales en Bolivia, para cuando Evo Morales planea postularse. Esa decisión generó un fuerte revuelo, pero, a esta altura, la oposición parece tener claro que deberá enfrentar en las urnas, nuevamente, al actual presidente. Las alianzas ya comenzaron a tejerse, donde predominan los intereses particulares y, claro, futuras negociaciones de cuotas en las listas electorales. El oficialismo se garantizó el apoyo de la Central Obrera Boliviana (COB).

 

Alianzas bolivianas preelectorales

Editorial – La Razón (Bolivia)

En los últimos días tanto el partido de gobierno como, en especial, las fuerzas políticas de la oposición proclamaron diferentes alianzas con miras a las elecciones generales de 2014. Si bien todos dicen que tales acuerdos expresan convergencias programáticas (sin señalar cuáles), es evidente que predominan intereses particulares y, claro, futuras negociaciones de cuotas en las listas electorales.

Con relación al oficialismo, llamó la atención la decisión orgánica de la Central Obrera Boliviana (COB) de garantizar su apoyo a la candidatura del presidente Evo Morales. Habrá que recordar que en enero de este año, en medio del conflicto por la Ley de Pensiones, la dirigencia cobista anunció la creación, como alternativa político-electoral, del Partido de los Trabajadores (PT). Hoy reafirman su adhesión al MAS.

En la oposición, en tanto, hay extraños encuentros. El diputado indígena Pedro Nuni anunció su vínculo con los Demócratas de Rubén Costas. La fracción opositora de la Cidob selló un pacto con el Conamaq, que a su vez acaba de aliarse con el Frente Verde de Bolivia. Pero sin duda el pacto más curioso fue entre Poder Kolla Nacional del katarista Untoja y la inexistente Fuerza Republicana Federal del senador Antezana. Hay de todo, hasta lo inverosímil, en el escenario preelectoral.

 

Leer artículo aquí