Alerta por una nueva erupción del volcán La Soufriere en El Caribe 

El Caribe sigue en vilo por las erupciones que desde esta semana se replican en el peligroso volcán La Soufriere, en el noroeste de San Vicente y las Granadinas. El martes volvió a erupcionar y arrojó flujos piroclásticos en la zona. Al menos 16.000 personas tuvieron que evacuar el lugar. 

“Las explosiones y la caída de ceniza que las acompaña, de magnitud similar o mayor, es probable que continúen ocurriendo en los próximos días“, alertó la Organización Nacional para el Manejo de Emergencias. El volcán no entraba en erupción desde 1979. 

La ONU reclamó además ayuda del resto de los países por la crisis humanitaria y económica provocada por la erupción que, anticipan, “durará meses y podría extenderse a otras islas”. 

AFP

“Esta es una crisis que requerirá una respuesta en términos humanitarios pero también de rehabilitación que durará al menos seis meses y probablemente nueve”, indicó Didier Trebucq, coordinador de la ONU para Barbados y el Caribe oriental. 

Tras el inicio de la erupción, cuatro cruceros recogieron a los evacuados para llevarlos a países cercanos. 

Sin embargo, ayer, el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, explicó que muchas personas prefieren permanecer en sus hogares en lugar de ser trasladadas, por lo que el proceso de evacuación se ralentizó.

AFP

La NEMO indicó hoy que el último “gran evento explosivo” se registró el martes a las 22.48 hora local (02:48 GMT) lo que causó el descenso de flujos piroclásticos.

Los flujos piroclásticos son una mezcla de ceniza, fragmentos de piedras y gas producido por una erupción.

Además, de acuerdo con la Universidad de las Indias Occidentales (UWI, en inglés), en Trinidad y Tobago, que monitorea el volcán, los flujos llegaron a desembocar en el rio Rabacca, en la costa este de la isla.