Alerta en Brasil por el regreso de la fiebre hemorrágica

El Ministerio de salud de Brasil confirmó la muerte de una persona a causa de fiebre hemorrágica, hecho del que no había registro en los últimos 20 años. Creen que este desenlace fue consecuencia de un nuevo virus que se transmite por roedores infectados.

El paciente murió el pasado 11 de enero tras ser atendido en tres hospitales de San Pablo, donde fue sometido a diferentes análisis para identificar enfermedades como fiebre amarilla, hepatitis viral, dengue o el virus del zika, aunque todas ellas fueron descartadas, explicaron las autoridades sanitarias de ese país.

Asimismo, confirmaron que se le realizaron exámenes complementarios que detectaron la presencia del arenavirus, un conjunto de virus generalmente asociados a enfermedades que transmiten roedores infectados a los humanos, provocando fiebre hemorrágica, un síndrome que afecta múltiples órganos.

La cartera sanitaria de ese país consideró que esta enfermedad es «extremadamente rara» y «muy letal», y detalló que los síntomas son fiebre, malestar, dolores musculares, manchas rojas en el cuerpo, dolor de garganta, estómago, cabeza y mareos, entre otros.

Si bien no se confirmó el origen de la contaminación del paciente, las autoridades locales recordaron que, en la mayoría de casos, las personas contraen dicha enfermedad a través de la inhalación de partículas formadas a partir de la orina, las heces y la saliva de roedores infectados.

La transmisión del arenavirus entre personas puede ocurrir cuando hay un contacto «muy próximo y prolongado» a través de la orina, heces, saliva, vómito y semen; y también en ambientes hospitalarios, siempre y cuando no sean utilizados los equipos de protección recomendados.

Por último, la cartera sanitaria informó que los funcionarios de los hospitales donde el paciente fue atendido, así como los familiares del paciente fallecido, están siendo monitoreados y deberán ser sometidos a diversos exámenes.