Alcaldes y concejales marcharon en Ecuador para reclamar el pago de una deuda

Decenas de alcaldes, concejales y funcionarios municipales marcharon al Palacio de Carondelet, sede del gobierno de Ecuador, para reclamar por una deuda de poco más de 1.000 millones de dólares que, alegan, el Ejecutivo tiene con sus administraciones, y que pretenden cobrar antes del recambio de autoridades nacionales. La inédita marcha fue convocada por la Asociación de Municipalidades Ecuatorianas (AME) y salió desde el parque El Arbolito hasta la sede gubernamental, resguardada por un fuerte operativo de seguridad.

La policía buscó evitar que se acerquen a la sede del Ejecutivo usando gases lacrimógenos, y la misma AME difundió imágenes en las que se ve a su titular, Raúl delgado, alcalde de Paute, mientras se recupera de la inhalación de gases.

La alcaldesa de Esmeraldas, Lucía Sosa, una de las que encabezó la manifestación, explicó que la “falta de obras” en algunos municipios se debe en parte a esa deuda y se quejó también por el manejo de la pandemia de parte del gobierno de Lenin Moreno.

“Estamos a vísperas de que el Gobierno salga, hay saldos pendientes, hemos conversado pero vemos que no hay el compromiso de pagar”, advirtió, a su turno, Juan Carlos Orellana, alcalde de Aguarico.

Según las cifras de la AME, la deuda con los municipios es de 1.053 millones de dólares: 763.349 por asignaciones por equidad territorial; 126.361 por devolución del IVA y 16.940 por la competencia de patrimonio.

Delgado se quejó también de la falta de información sobre las vacunas e insistió en que los municipios están dispuestos a colaborar con los recursos para la compra de las dosis.

Los alcaldes anunciaron que mañana serían recibidos por los dos candidatos presidenciales que competirán en la segunda vuelta del 11 de abril, Andrés Arauz y Guillermo Lasso, aunque ninguno de ellos confirmó el encuentro en sus redes.