Advierten por una segunda ola de casos de covid-19 en el Caribe

La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, planteó a los países del Caribe que deben prepararse para un nuevo crecimiento de los contagios de coronavirus a medida que se permitan distintas actividades económicas, especialmente el turismo.

«Han manejado muy bien la primera ola de la pandemia; en general, han podido detener la transmisión, la han contenido y eso es muy bueno, sin embargo, el desafío ahora es que necesitan moverse para aliviar parte del bloqueo», dijo Etienne, en una entrevista con la radio estatal de Dominica DBS.

La funcionaria, oriunda de República Dominicana y médica de profesión, afirmó que la manera en que los países regionales gestionen la situación en el futuro «será extremadamente importante» para afrontar una probable segunda ola del brote.

«La forma en que manejen el turismo, su alma, va a ser muy, muy importante, así como lleven a cabo la apertura de sus fronteras para los visitantes», opinó la directora de la OPS. Recalcó que «lo que se requiere es que fortalezcamos nuestra capacidad de detectar casos de covid-19».

Si bien Etienne dijo que confía en la capacidad del Caribe para detectar los contagios, también consideró necesaria una capacidad similar para «aislarlos y hacer el seguimiento del contacto, además de poner a los infectados en cuarentena». «Esas son las medidas de salud pública que han de afrontar muchas de las islas en el Caribe; la vigilancia será extremadamente importante», sentenció.

Los países del Caribe han iniciado lentamente los procesos para reabrir sus economías y sus fronteras a raíz de la pandemia.

Muchos países de la región, incluido Dominica, no han informado en los últimos días de ningún nuevo caso positivo del virus, mientras que Jamaica es la única nación con una tasa de infección superior a 500.

Cuba sumó su tercer día sin muertos por coronavirus

En Cuba, la mayor isla del Caribe, se registró este domingo un leve repunte en la cifra de contagios diarios, con 22 casos confirmados en la última jornada, lo que elevó el total a 1.862 positivos. Sin embargo, por tercer día consecutivo, no se anunciaron nuevos decesos por la enfermedad, por lo que el saldo de muertes se mantuvo en 79.

Según precisó el Ministerio de Salud cubano, el 81,8% de los nuevos positivos eran asintomáticos, una tendencia que preocupa a las autoridades sanitarias, ya que el 49,6% del acumulado de enfermos del nuevo coronavirus no presentaron síntomas.

Si bien Cuba no decretó el confinamiento obligatorio, las autoridades lanzaron una serie de medidas preventivas como la suspensión del transporte público, el cierre de fronteras salvo casos excepcionales y la clausura de escuelas y los mayores centros comerciales.

Costa Rica comenzó la apertura de playas, hoteles, parques y cines

En tanto, en Costa Rica, donde el brote causó 853 infecciones y 10 muertes, se inició esta semana la primera fase de una flexibilización de las restricciones que incluye la apertura de playas, hoteles, cines, parques nacionales con protocolos sanitarios específicos, y la realización de deportes recreativos sin contacto físico.

Hasta el 31 de mayo las autoridades costarricenses aprobaron una reapertura paulatina de la economía frente a la pandemia. Si la población acata los lineamientos y no suben de manera exponencial los casos, se continuarán aplicando nuevas etapas.

En Nicaragua, temor por los «entierros exprés»

Distinta es la situación en Nicaragua, donde las autoridades no aplicaron ningún tipo de cuarentena ni medidas preventivas contra la c-19 y sólo reportaron 25 casos y ocho muertes en dos meses.

No obstante, en los últimos días se detectó un incremento de los denominados entierros exprés, en los que las funerarias trasladan a los fallecidos en ataúdes herméticos directo desde los hospitales al cementerio para ser enterrados en sigilo o con pocos familiares. El entierro lo realizan hombres vestidos con trajes impermeables blancos.

Este fin de semana, un joven transmitió en vivo por la red social Facebook el entierro de su padre, piloto de la aerolínea nicaragüense La Costeña, quien habría muerto por covid-19 en el Hospital Militar de Nicaragua. La retransmisión fue vista por más de 54.000 personas en su cuenta, compartido por casi otros 3.000, y reproducido más de 21.000 veces en YouTube.

En Nicaragua, donde no se acostumbra que haya funerales sin velorio, estos entierros exprés son una anomalía que causa temor en plena pandemia, ya que las bajas cifras oficiales hacen sospechar a los nicaragüenses que el gobierno oculta información al respecto y el brote es peor de lo que se cree.