Acusan a Bolsonaro de desviar una donación millonaria para el coronavirus a un programa de la primera dama

Una nueva denuncia sacude al polémico gobierno de Jair Bolsonaro y a su familia. El ultraderechista habría desviado cerca de 7,5 millones de reales correspondientes a una donación para comprar tests de coronavirus hacia un programa que dirige su esposa, Michelle Bolsonaro, y que a su vez desvía fondos hacia instituciones evangélicas. Además, lo habría hecho en el peor momento de la pandemia, cuando el mandatario cuestionaba la enfermedad ante la OMS pero se acumulaban de a miles los contagios en su país. 

El diario Folha de Sao Paulo documentó que el gobierno brasileño recibió una donación el 23 de marzo de la empresa cárnica Marfrig para comprar 100.000 pruebas, en momentos en que Brasil enfrentaba las primeras semanas de la pandemia que hoy lo tiene como el tercer país más afectado del mundo con más de 4.800.000 de casos.

La firma indicó que ese dinero estaba destinado “para el propósito específico de adquirir y aplicar las pruebas Covid-19”, pero en julio el Gobierno de Bolsonaro lo transfirió a un proyecto vinculado al programa Patria Voluntaria, destinado a incentivar los voluntariados, que encabeza la esposa del mandatario.

Folha ya había publicado que Bolsonaro desvió fondos desde Patria Voluntaria, sin ningún concurso o licitación, a instituciones evangélicas cercanas a la primera dama para la compra y distribución de canastas básicas de alimentos. Curiosamente, esos 7,5 millones de reales desviados que eran para comprar tests representan casi el 70% de los ingresos del programa Patria Voluntaria que hasta ahora utilizó cerca de 11 millones de reales.

La empresa Marfrig aseguró que luego fue consultada por el Gobierno “sobre la posibilidad de destinar el dinero donado no para la compra de pruebas por parte del Ministerio de Salud, sino para otras acciones para combatir los efectos socioeconómicos de la pandemia, específicamente las ayudas a pequeños negocios de personas vulnerables”, indicó el diario.

La firma aceptó la propuesta, aunque no especifica que haya tenido conocimiento de que ese dinero iba a terminar al programa que encabeza Michelle Bolsonaro y luego a instituciones evangélicas. De acuerdo a un acta de una reunión oficial realizada el 11 de mayo, y obtenida por Folha por la Ley de Acceso a la Información, se discutió que los fondos sean destinados para la compra de medicamentos, lo que también fue rechazado.

No obstante, la Asociación de Misiones Transculturales Brasileñas (AMTB) recibió desde abril 240 mil reales, según documentos del programa Patria Voluntaria. Dos organizaciones afiliadas al AMTB también recibieron donaciones directas del programa: el Instituto Misional se quedó con 391 mil reales, en tanto que el Servicio Integrado de Misiones recibió otros 10 mil. Las instituciones aseguran que todas los recursos fueron destinados a la distribución de canastas básicas a “familias vulnerables”. 

Qué es Patria Voluntaria 

Creada por decreto del presidente Jair Bolsonaro en julio de 2019, Pátria Voluntária es coordinada por la Casa Civil y tiene como objetivo incentivar la práctica del voluntariado y estimular el crecimiento del tercer sector, recaudando dinero de instituciones privadas y transfiriendo a organizaciones sociales.

Los recursos de donaciones transferidos a las ONG provienen del proyecto Recaudación Solidaria, asociado al Patria. El programa ya ha consumido aproximadamente R$ 9 millones de las arcas públicas en publicidad pagada por la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia.