A un mes de los comicios en Ecuador, la Justicia destituyó a las autoridades electorales

La justicia de Ecuador destituyó hoy a la presidenta y tres consejeros del cuestionado Consejo Nacional Electoral (CNE), en medio de un conflicto de competencias y a un mes de las elecciones generales del 7 de febrero. En principio, según afirmaron, la fecha de los comicios se mantendrá tal cual a pesar de la decisión judicial.

El juez Ángel Torres, del Tribunal Contencioso Electoral (TCE), resolvió en primera instancia la “destitución” de los tres miembros del CNE por haber incumplido una sentencia que habilitaba al partido del magnate Álvaro Noboa a participar de las elecciones.

La sentencia recayó sobre Diana Atamaint, Enrique Pita, José Cabrera y Luis Verdesoto, quienes, a juicio del magistrado, cometieron una “infracción electoral muy grave”, según el fallo publicado en el sitio web del TCE. Además, Torres les impuso una multa de 28.000 dólares y la pérdida de derechos de participación política por cuatro años.

El documento, de 75 páginas, sostiene que los integrantes del principal órgano electoral del país vulneraron la Ley Orgánica Electoral y de Organizaciones Políticas de la República del Ecuador, así como el Código de la Democracia.

El CNE y el TCE sostienen un conflicto desde que el primero se negara a cumplir la sentencia del segundo que ordenó habilitar al movimiento Justicia Social, de Noboa.

Justicia Social había sido inhabilitado por carecer de la cantidad necesaria de firmas de ciudadanos para ser reconocido. En medio de esa controversia, el CNE mandó a imprimir las boletas para los comicios de enero con 16 fórmulas presidenciales que no incluyen la de Noboa, que ya se postuló cinco veces -todas sin éxito- entre 1998 y 2013.

“En el presente caso, la gravedad del incumplimiento de un mandato constitucional ha conllevado a la vulneración de varios principios jurídicos de carácter administrativo y electoral, y es de tal magnitud que no están definidas aún las candidaturas por las que los ecuatorianos deban expresarse en las elecciones generales de 2021“, reza la resolución emitida hoy.

El Tribunal electoral añade que la “actuación de los consejeros electorales denunciados resulta inaceptable en un Estado constitucional de derechos y justicia”, y sugiere que han buscado “dilatar en el tiempo con resoluciones contrarias al deber y al ordenamiento jurídico para justificar la imposibilidad de cumplir una sentencia”.

Alrededor de 13,1 millones de los 17,5 millones de habitantes están llamados a elegir al sucesor del presidente Lenín Moreno, quien dejará el poder en mayo próximo.