A pesar del coronavirus, Estados Unidos deportó a 10 mil inmigrantes

El gobierno de Donald Trump mantuvo firme las deportaciones de latinoamericanos y centroamericanos, inclusive en medio de la pandemia de coronavirus. Al menos 10.000 inmigrantes fueron expulsados por Estados Unidos bajo el argumento de la batalla contra el virus. En el marco de las medidas de emergencia sanitaria, las autoridades fronterizas se saltaron todos los procedimientos habituales de las leyes migratorias.

Los funcionarios estadounidenses aprovecharon el momento para ejecutar una ola de deportaciones. “No se trata de inmigración”, sino de salud pública y de “presentar estrategias agresivas de mitigación y contención”, aseguraron a The Washington Post. Muchos de los deportados fueron menores de edad sin acompañamiento, que tuvieron que regresar a sus países en soledad y en medio de la crisis sanitaria.

Según el comisionado interino, Mark Morgan. las expulsiones rápidas hicieron bajar en un 56 por ciento los cruces hacia Estados Unidos, situando la inmigración irregular en su punto más bajo en décadas.

Los especialistas en derecho internacional y las organizaciones de derechos humanos salieron al cruce de las expulsiones express. Kari Hong, experta en Derecho del Boston College, explicó en medios locales que lo que está sucediendo en la frontera es “una tragedia”.

En esa misma línea, Paola Luisi, codirectora de la coalición Families Belong Together, indicó que la Administración Trump está “utilizando una pandemia para avanzar en una agenda de supremacía blanca sin tener en cuenta el bienestar de los niños y las familias”.

Solamente durante Semana Santa se frenaron las expulsiones, pero el lunes volvieron a activarlas. Al menos 182 guatelmatecos, entre ellos 16 menores de edad no acompañados, fueron expulsados en las últimas 24 horas de Estados Unidos. 

En ese marco, el jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, anunció este lunes que Washington pretende seguir con el plan de ayuda económica para El Salvador, Guatemala y Honduras destacando los esfuerzos hechos por los tres países para reducir la migración irregular hacia el Norte.