Justicia por Marielle: el pedido de la familia a cuatro años del asesinato

El 14 de marzo de 2018, mientas Brasil comenzaba la campaña electoral para definir el próximo presidente, la socióloga feminista y concejala de Río de Janeiro, Marielle Franco fue asesinada de tres tiros en la cabeza por un grupo de expolicías. Tras cuatro años, la principal hipótesis dice que Franco, de 38 años, fue asesinada por encargo, pero la investigación no avanzó lo suficiente como para identificar a los responsables intelectuales. 

A pesar de la detención de los expolicías Ronnie Lessa y Élcio Queiroz, quienes reconocieron que efectuaron los disparos, defensores de derechos humanos, líderes sociales, políticos y la familia de Franco continúan reclamando saber quiénes solicitaron el asesinato de la lideresa afro, quien avanzaba investigaciones sobre milicias policiales que operan fuera de la legalidad en Río de Janeiro.

El crimen conmocionó a Brasil, y al día siguiente miles de personas se manifestaron en las principales ciudades del país para expresar su rechazo por el crimen contra la concejala de la segunda ciudad más grande del país. Según medios brasileños, cerca de 50.000 salieron a las calles de Río de Janeiro y 30.000 en San Pablo.

Durante la investigación sobre quién encargó el homicidio, surgió un vínculo entre los asesinos confesos y el ahora presidente, Jair Bolsonaro, quien en ese entonces era diputado. Según una de las varias versiones que se manejan, Lessa y Queiroz acudieron a la casa del ahora presidente (en ese entonces diputado y candidato) antes de cometer el crimen. Un portero del barrio cerrado en el que estaba la vivienda primero confirmó esta versión y luego se desdijo. Opositores de Bolsonaro acusan a quien fue el primer ministro de Justicia de Bolsonaro, el exjuez Sérgio Moro, de haber presionado a ese portero para que cambiara su testimonio. 

El reclamo de justicia por Marielle

“Feminismo, LGBT, favela, negritud. El cuerpo y la voz de Marielle respiraban lucha. Hoy se cumplen 4 años sin ella. Honramos su trayectoria, exigimos respuestas”, escribió en redes sociales Anielle Franco, escritoria feminista y hermana de Marielle, este lunes por la mañana. 

Se prevé que los abogados de las familias de Franco y Gomes presenten un recurso al Tribunal de Justicia solicitando que la información sobre el caso sea compartida con ellas y sus abogados.

Mônica Benício, viuda de Marielle, también continúa exigiendo justicia por el crimen: “Es desalentador, agotador y muy preocupante llegar al hito de cuatro años sin una respuesta de quién mandó matar a Marielle y por qué”, manifestó este lunes en entrevista con Metrópoles.

“Cuatro años después, el sentimiento para mí es que el gobernador Cláudio Castro es muy incompetente o que hay mucha mala fe”, remarcó Benício, quien fue electa concejala en 2020 por el mismo Partido Socialismo y Libertad, al que pertenecía Franco. Por la tarde, el gobernador del estado de Río de Janeiro recibirá a las familias.

Castro, aliado de Bolsonaro, fue acusado de interferir en la investigación que lleva adelante la Policía Federal bajo las directivas de la fiscalía carioca. En los últimos cuatro años (durante su mandato y el anterior, de otro aliado de Bolsonaro) se cambió cinco veces a la persona responsable de la investigación, dificultando su continuidad; en julio de 2021 abandonaron el caso las procuradoras Simone Sibílio y Leticia Emile, quienes denunciaron que “interferencias externas” podían entorpecer la investigación. En ese entonces se supo que policías no involucrados al caso habían accedido a información confidencial.