#9M: las mujeres pararon por aborto legal, Ni Una Menos y equidad salarial y laboral

Con más fuerza que nunca las trabajadoras argentinas realizaron este lunes un paro nacional de mujeres con manifestaciones y marchas en todo el país para exigir aborto legal, seguro y gratuito y equidad salarial y laboral y gritar Ni Una Menos contra los femicidios. Dos años después del debate histórico que llegó al Congreso, el pañuelo verde de la Campaña, que se convirtió en el símbolo por la interrupción voluntaria del embarazo, inundó otra vez las calles. “La deuda es con nosotres, ni con el FMI, ni con las iglesias”.

Algunos sindicatos, como el que agrupa a los empleados públicos, apoyaron la huelga de mujeres y las convocaron a un cese de actividades por 24 horas.

En su discurso ante la Asamblea Legislativa, del 1° de marzo, el presidente Alberto Fernández anunció el envío de “una ley que legalice el aborto en el tiempo inicial del embarazo y permita a las mujeres acceder al sistema de salud cuando tomen la decisión de abortar”.

En 2018, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto impulsado por la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito después de un debate histórico. Sin embargo, la ley fue rechazada en el Senado, en medio de la movilización inédita de los sectores antiderechos del país. Después de la votación, el entonces presidente Mauricio Macri, se declaró “a favor de la vida”, como se autodenominan los pañuelos celestes.

El cambio de gestión, trajo un nuevo halo de esperanza para el movimiento de mujeres de Argentina. “En el siglo XXI toda sociedad necesita respetar la decisión individual de sus miembros a disponer libremente de sus cuerpos”, dijo Fernández ante el Congreso.

La renovación parcial del Parlamento en la elecciones generales de diciembre y el respaldo abierto del Ejecutivo renueva las esperanzas de las feministas de lograr la aprobación de la ley por la que bregan desde hace más de una década.

“Tener un presidente que se pronuncia a favor es un logro de todas nosotras. Estamos expectantes a que se ponga la fecha de inicio al debate. Entendemos que es un momento histórico y tenemos que seguir organizadas en la calle”, celebró Victoria Tesoriero, integrante de la Campaña.

Una ola que movilizó toda la región

En América Latina, Argentina fue pionera en promulgar el matrimonio igualitario y la ley de identidad de género. En caso de aprobarse el aborto legal, se convertiría en el quinto caso en la región, después de Cuba, Uruguay, Guyana y la ciudad de México.

Hasta ahora, el aborto se castiga con penas de entre uno y cuatro años de cárcel, excepto en casos de violación o de riesgo para la vida de la mujer.

Resistencia celeste

El domingo, la Iglesia católica realizó una misa concelebrada como parte de su campaña en contra de la aprobación de la ley. “Millones de argentinos y argentinas, creyentes y no creyentes, tienen la profunda convicción de que hay vida desde la concepción”, afirmó en su homilía el monseñor Oscar Ojea, en la Basílica de Luján ante miles de fieles que agitaban los pañuelos celestes que identifican a la oposición al aborto legal.

Militantes feministas rechazaron esa postura, manifestándose frente a la Catedral de Buenos Aires donde pidieron terminar con la tutela de la Iglesia en cuestiones del Estado.

Femicidios, una cifra que no para de crecer

La huelga nacional de mujeres busca también poner gritar otra vez Ni Una Menos, la consigna que se popularizó para decirle basta a la violencia machista y los femicidios.

El domingo, en el Día Internacional de la Mujer, apareció el cuerpo de una joven de 25 años arrojado dentro de un aljibe en Paraná, en la provincia de Entre Ríos.

La mujer había denunciado en reiteradas ocasiones a su expareja por violencia doméstica, estaba refugiada en un albergue junto a su hijo y había alertado a la policía que el hombre merodeaba el lugar pese a la orden de restricción que le impuso la justicia. Estaba desaparecida desde hacía una semana.

Según la ONG Casa del Encuentro, en 2019 hubo 299 feminicidios, 10% más que el año anterior, cuando se registraron 273 casos. En lo que va de 2020 suman ya 70 casos, según relevamientos de distintas ONG.