Lun 23 Oct 2017
Argentina y Brasil 

Los modelos educativos de la nueva derecha

Especial  

La neoderecha diseña enmiendas que en apariencia se centran en lo pedagógico, aunque constituyen reformas administrativas, burocráticas y laborales en el espíritu de la precarización o la flexibilidad de todo tipo de empleo. Mientras los docentes luchan por una escala salarial digna, el gobierno argentino prepara una reforma educativa laboral que hace un culto de las evaluaciones. En Brasil, el presidente ilegítimo Michel Temer ya decretó la suya, una sumamente regresiva que recorta asignaturas y presupuesto.

| | |

Miguel Andrés Benner- Rebelión 05-05-2017

El propósito de este trabajo es mostrar cómo, en última instancia, bajo la fachada de una reforma pedagógica subyace una reforma laboral dentro de los cánones del capitalismo neoliberal.

Desde hace varias décadas hacia atrás, en nuestra América Latina, múltiples reformas educativas atraviesan sus sistemas educativos. En Argentina, desde la recuperación de la democracia, al menos tres, la de la década del noventa, la de la primer década del nuevo milenio y la actual. Dentro de las dos primeras, a su vez, por la descentralización/segmentación del sistema escuela, en cada una de ellas aparecen varianzas según las jurisdicciones, o sea, la reforma de la reforma. La camada docente se encuentra “descreída” de las mismas, lo que resulta grave. Si una reforma no se hace con los docentes, se hace sobre ellos, y así puede preverse un nuevo fracaso. A veces, desde el poder político, se presenta como ejemplo la bondad del modelo finlandés; más allá de las discusiones que merece, resulta oportuno señalar que en Finlandia, desde principios de la década del noventa del siglo XX hasta el presente, existe una política de Estado en materia de educación, independientemente de los avatares político partidarios y el poder formal de su democracia. En nuestra Argentina, cada gobierno tiene su propia reforma, y aún más, coexiste la reforma de la reforma. La nueva que se nos anuncia, ya se encuentra prefigurada en los acuerdos del Consejo Federal de Educación, con la participación de los ministros de educación de todas las jurisdicciones. Así, a saber el Anexo de la Resolución 276/16 –febrero- llamada “Declaración de Purmamarca” y el Anexo de la Resolución 285/16 – agosto- llamada “Argentina Enseña y Aprende. Plan Estratégico Nacional 2016-2026"2. Ambos documentos son desconocidos hasta la actualidad por la casi totalidad de los docentes, bajo la intencionalidad política de su no publicidad, aunque se declare lo contrario.

Se vislumbra en Argentina un “cambio” para el sistema educativo desde las políticas nacionales, con una supuesta participación ciudadana desde una página web oficial, donde muy pocos acuden, o bien estos pocos resultan ser solamente un simulacro de participación. Entre tanto, las universidades, los sindicatos, las escuelas en los diferentes niveles educativos, al respecto, son “convidados de piedra” y no producen a fondo pronunciamiento público. En el mejor de los casos existe tardíamente alguna reacción, nada más. Es que las luchas pedagógico políticas tienden a ser más que nada “luchas por reacción” y no “luchas por anticipación”.

Las luchas docentes pasan por la reacción, a veces tardías, y antes que nada se reducen al presupuesto y al salario. Mientras tanto, la neoderecha diseña “reformas educativas” que con apariencia se centran en lo pedagógico, aunque en última instancia constituyen una reforma administrativa, burocrático, laboral en el espíritu de la precarización o flexibilidad de todo tipo de empleo.

"Las luchas docentes pasan por la reacción, a veces tardías, y antes que nada se reducen al presupuesto y al salario. Mientras tanto, la neoderecha diseña “reformas educativas” que con apariencia se centran en lo pedagógico, aunque en última instancia constituyen una reforma administrativa, burocrático, laboral en el espíritu de la precarización o flexibilidad "

Mientras los docentes luchan por una escala salarial digna, la burocracia política en la conducción del gobierno prepara una reforma educativa laboral. Desde ninguna institución con poder (académico o sindical), que pretende diferenciarse del economicismo, se atiende a la cuestión de la “calidad educativa” con propuestas de lucha anticipatoria, término problemático por cuanto desde el bloque hegemónico se lo significa en el plexo de la economía de mercado, es decir, considerando el mejor estándar, que facilita la observación y medición de los productos en escala mundial, además de su comparación, con una apariencia de neutralidad valorativa, de objetividad y de criterios técnicos pertinentes. Desde ahí se pretende la “rendición de cuentas”, accountability, para la “toma de decisiones”, conceptos propios del “management” o administración de empresas o su gerenciamiento. Esos conceptos - calidad, educativa, observación, medición, objetividad, criterios técnicos, rendición de cuentas, toma de decisiones- marcan tendencia en el Plan Maestro, con la crucial importancia, en tal sentido, de la evaluación, sea en primer lugar a los estudiantes y más que nada a los docentes, signados como principales responsables del fracaso escolar, amén de sus consecuencias como reforma laboral considerando lo que se denomina “toma de decisiones”. Dicha reforma laboral, en particular, es referida al ingreso y permanencia en cargos/horas de clases de los docentes, además de establecer incentivos salariales por mérito individual, con lo que se desarma todo tipo de comunidad o todo tipo de fuerza sindical, pues la camada docente es reducida a átomos.

La “lucha por anticipación” significa la posibilidad de propuestas reales y efectivas, factibles, que permitan una “calidad educativa” con sentido popular y colectivo o comunitario.

El documento Plan Maestro, a elevarse en 2017 para su aprobación en la legislatura como ley nacional, modifica toda otra ley, o bien determinados articulados, que difiera del mismo. Por ejemplo: el Estatuto del Docente.

Gerardo Gamarra- Otras voces en educación 02-10-16

El gobierno no electo de Michel Temer volvió a demostrar su espíritu autoritario y decidió avanzar mediante una Medida Provisoria (MP, similar a un decreto), en una tan fuerte como regresiva reforma educativa. Bajo el argumento de la necesidad de caminar hacia la educación de turno integral, impuso una reforma educativa inconsulta que recorta asignaturas y “flexibiliza” el curriculum.

En un discurso pronunciado el 22 de septiembre en el que detalló la medida, Temer citó los buenos resultados educativos de Corea del Sur con la implementación de la educación de tiempo integral, que implica la extensión de la jornada escolar. Para ello anunció una inversión de 1.500 millones de reales (468 millones de dólares) en la educación secundaria, destinada sobre todo a la implantación de escuelas que emulan las surcoreanas. Sin embargo, no explicó de qué manera se aplicará.

Más allá de modificar drásticamente el formato de clases sin estudios previos que puedan dar cuenta de la magnitud de los cambios propuestos, la reforma plantea alteraciones importantes en los contenidos. Prevé la no obligatoriedad de asignaturas como sociología, filosofía, educación física y artes, mientras que resalta la “flexibilidad curricular” -en palabras de Temer-, respecto de la posibilidad que tendrán los estudiantes de elegir sus asignaturas.

La reforma también plantea en uno de sus puntos que las clases pueden ser dictadas por “profesionales de notorio saber” sin que sea necesario que sean docentes. El resultado es un proceso en el cual la idea de una educación básica común comienza a diluirse. La formación sería entonces acorde a los recursos y criterios de cada establecimiento generando un profundización de las ya importantes desigualdades educativas.

La medida generó polémicas de inmediato ni fue bien recibida en el Congreso. También fue rechazada en los círculos educativos y pedagógicos.

La propuesta de reforma educativa viene a agudizar las tensiones de las crisis internas de un gobierno que no fue electo, considerado ilegítimo y golpista, que a diario se ve involucrado en más casos de corrupción, como las sospechas que existen sobre el propio Temer, quien se encarga de evitar que salgan a la luz.

Aún con lo negativo que representan las modificaciones de hecho que plantea la MP 746, como se conoce a la medida, las principales críticas se vinculan al carácter autoritario y antidemocrático de Temer. El apuro en implementar una reforma mediante MP para que en 2018 sea ejecutada, la falta de debate en la sociedad y con los diferentes actores involucrados en esta reforma (estudiantes, docentes, pedagogos, investigadores), el carácter regresivo y el desprecio por los espacios democráticos que muestra el gobierno, son parte de los cuestionamientos que comenzaron a circular por las redes sociales y algunos medios de comunicación.

Leer el artículo completo de Rebelión aquí 

Leer el artículo completo de Otras voces en educación aquí 

#‎LatinoaméricaPiensa‬ ► www.latinoamericapiensa.com

Un vídeo publicado por Latinoamérica Piensa (@latampiensa) el

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Suscribete al newsletter

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Informe especial

Informe especial

Informe especial

Radio Malena

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

"

Developed in conjunction with Ext-Joom.com