Lun 23 Oct 2017
Latinoamérica

El fracaso de la guerra contra las drogas

Especial

Cimentadas en el prohibicionismo, la militarización y el endurecimiento de las penas, durante muchos años las políticas contra el narcotráfico en América Latina dispararon los niveles de violencia en la región. Los modelos impuestos por Estados Unidos hace más de 50 años demostraron su total ineficacia, ante la fuerza de los hechos y la crudeza de la verdad. Una nueva perspectiva emancipadora pisó fuerte en abril de 2016, en la Sesión Especial de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (Ungass), donde incluso los representantes de la derecha en la región condenaron las medidas intervencionistas de los norteamericanos. Derribada la lógica prohibicionista, lo que prevalece ahora es una mirada que apunta a un abordaje sanitario del problema, sin descuidar los problemas estructurales. 

| | |

Redacción- Sputnik 22 de abril de 2016

Latinoamérica está buscando nuevos caminos para combatir el narcotráfico, para lo cual debe dejar atrás la lógica prohibicionista que prevalece en las Naciones Unidas y apuntar a un abordaje sanitario del problema, dijeron varios analistas consultados por Sputnik Nóvosti.

"Los países de América Latina hemos sido receptores, víctimas, escenario, de una guerra mal concebida y pésimamente implementada", dijo el especialista en políticas de drogas Ricardo Soberón, quien agregó que la región "puede decirle al mundo que tiene mucha experiencia en esa trama".

Cimentada en el prohibicionismo, la militarización y el endurecimiento de las penas, la llamada "Guerra contra las drogas" disparó los niveles de violencia en la región, llevando a varios países a tener algunas de las tasas de homicidios más altas de todo el mundo.

Por estos motivos, una nueva perspectiva pisó fuerte en la Sesión Especial de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (Ungass) sobre drogas que se celebró entre el martes y este jueves en Nueva York.

Hacia una legalización controlada

Allí, varios líderes latinoamericanos pidieron por el fin de las políticas prohibicionistas y habilitar un nuevo enfoque para combatir el narcotráfico.

"El esquema basado en el prohibicionismo no ha logrado disminuir el tráfico de droga en el mundo", dijo el martes el mandatario mexicano Enrique Peña Nieto, quien este jueves anunció un proyecto de ley en este sentido.

"No se considera delito la posesión de hasta 28 gramos de marihuana", dijo el mandatario, quien acotó que serían liberadas las personas que se encuentren en prisión por haber portado cantidades menores a ese rango.

En México el máximo de marihuana que se autoriza a portar a los consumidores es cinco gramos.

En una línea similar a la de Peña Nieto se manifestó el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, quien destacó que las medidas represivas cayeron "de manera desequilibrada" sobre los eslabones más débiles de la cadena, en especial los consumidores.

Pasos tímidos

Sin embargo, para Lisa Sánchez, especialista en políticas de drogas e integrante de la delegación no gubernamental mexicana que participó del debate en Nueva York, la postura de las Naciones Unidas todavía oscila en la indecisión respecto a mantener las políticas punitivas o promover un enfoque sanitarista.

La directora de la organización México Unido Contra la Delincuencia, dijo que el documento base propuesto en la ONU fue "un paso tímido e insuficiente" y cuestionó su contenido por entenderlo "limitado y sordo" respecto a la realidad actual.

"Tenemos un sentimiento encontrado: (el documento) tiene pasajes alentadores, pero es una oportunidad perdida para reformas más ambiciosas", lamentó Sánchez.

Cambios ligeros

Según David Martínez-Amador docente de la universidad Rafael Landívar, de Guatemala, este cambio que proponen los países latinoamericanos, enfocado al "consumo recreacional" de marihuana, es "ligero pero importante", ya que termina con la criminalización del consumidor.

Para el especialista este cambio de paradigma debe primero trasladar el debate del ámbito de la seguridad al de la salud pública y luego "revisar" la legislación para que no haya "impedimentos en la agenda de despenalización".

Uno de los países que transita este camino es Uruguay, que legalizó la venta y producción de marihuana, despenalizó el autocultivo y dará permisos a las farmacias para que puedan vender cannabis a personas mayores de edad.

Más allá del éxito que pueda tener en sentar un precedente para una nueva política de drogas, para Martínez Amador el modelo uruguayo no es un modelo que se pueda exportar a otros países.

"En Uruguay el Estado tiene capacidad y fondos para entrar a la producción", explicó y contrapuso la situación de su país: "En Guatemala, el Estado es raquítico. No hay para papel de baño en los hospitales menos para, regular la producción (de marihuana)", sentenció.

La sesión sobre drogas estaba originalmente prevista para 2019, pero fue adelantada a pedido de Colombia, Guatemala y México. El último debate sobre las drogas de los 193 países de la Asamblea General tuvo lugar en 1998.

Javier Calderón Castillo- Celag 26 de abril de 2016

En la sesión especial de la Asamblea General de la ONU sobre el Problema Mundial de las Drogas (UNGASS), quedó claro el desastre global y la total ineficacia de la política ‘antidrogas’ impuesta por los Estados Unidos hace algo más de 50 años[i]. Ante la fuerza de los hechos y la crudeza de la realidad, incluso presidentes y representantes de la derecha y aliados de los Estados Unidos como Ollanta Humala del Perú y Juan Manuel Santos de Colombia, tuvieron que coincidir con los organismos independientes, gobiernos de izquierda o progresistas, campesinos, indígenas, defensores de derechos humanos, ambientalistas, entre otros, que durante décadas se opusieron a que se implementaran las acciones punitivas, violentas y colonialistas de la llamada guerra contra las drogas en sus países.

Prometedores discursos de la derecha que sonaron progresistas y podrían dejar la sensación de un nuevo momento en el tratamiento de ese problema, que es propio de un circuito económico del degradado sistema-mundo capitalista. No les creo mucho a Humala y Santos, sobre todo porque ellos no tienen la última palabra. Me temo que la política anti-drogas fue especialmente dura y desastrosa para los países latinoamericanos donde se impusieron los planes de intervención, como en Colombia, México, Honduras, Guatemala y Perú, siendo por el contrario, un rotundo éxito para los objetivos intervencionistas, colonialistas y militares de los Estados Unidos.

Esto fue lo que Humala y Santos no dijeron (¿lo omitieron o no pueden decir?), pero que si se atrevieron a decir el presidente de Bolivia Evo Morales y la canciller Venezolana Delcy Rodríguez [ii], quienes hablaron del nudo principal de dicha política intervencionista, exigiendo el desmantelamiento de la DEA y la proscripción de los mecanismos de dominio como la instalación de bases militares en territorio latinoamericano, con los cuales Estados Unidos desestabiliza gobiernos y realiza sus acciones contra el campesinado, los indígenas u otros pobladores, desestructurando territorios, afectando el medio ambiente, contaminando ríos y alimentos con altas dosis de glifosato y otros venenos.

Evo Morales y Delcy Rodríguez, recordaron también que el narcotráfico ha sido aliado de las políticas neoliberales y represivas, y que la DEA se ha encargado más bien de unificar y regular un sistema de producción-distribución-consumo articulado con el sistema bancario y financiero (economía del narcotráfico). No es casualidad que los Estados Unidos no quieran responder a preguntas que todos los ciudadanos nos podemos hacer como: ¿Quiénes son los capos norteamericanos capturados por recibir y traficar más de 1000 (mil) toneladas de cocaína al año?[iii], ¿Cuáles son los bancos donde están depositadas las astronómicas ganancias del negocio de venta en las calles y bares de los EE.UU?, ¿Cómo ingresan esas miles de toneladas de drogas al territorio más vigilado del planeta y con las Fuerzas Militares más poderosas?

Vale la pena recordar que Estados Unidos ha utilizado el narcotráfico en la guerra contra los procesos emancipadores del continente. Existen numerosos estudios al respecto. Entre ellos, un excelente trabajo de los periodistas franceses Mylene Sauloy y Lee Bonnec(1994)[iv], que describe a fondo la relación del derechista “capo colombiano” Pablo Escobar como financiador de los contras en Nicaragua y Honduras entre 1986 y 1990, después del escándalo Irángate que demostró el apoyo directo de Estados Unidos en la guerra contra la Revolución Sandinista. Este episodio, es un ejemplo de la visión manipuladora de los Estados Unidos respecto de la política anti-drogas, y sobre todo, demuestra que sus intereses hegemónicos sobre Latinoamérica son su principal objetivo. Ni los 1,5 millones de consumidores de cocaína norteamericanos, ni la democracia en nuestra región son preocupaciones para ellos, son vistos como negocios[v].

El eslabón más rentable de la economía del narcotráfico está en los Estados Unidos, donde se distribuyen aproximadamente 1200 toneladas de cocaína al año a precios exuberantes, un negocio visible y rentable; sin embargo, no conocemos que existan alguna persecución en contra de los capos de la droga norteamericanos. La política antidrogas es en consecuencia sólo para los latinoamericanos, significa el traslado de la guerra y la destrucción a nuestros países: acá quedan los muertos, los desplazados, los mutilados, las bases militares, los gobiernos de derecha y el estigma de ser países narcos, mientras que en los Estados Unidos se quedan las grandes ganancias del negocio en las arcas del sistema financiero y de paso mantienen la excusa perfecta de la intervención militar en nuestros países.

Mucho se dijo en la Asamblea sobre drogas en la ONU, pero hubo silencios que también dijeron mucho, como el del presidente Mauricio Macri quien tiene en ciernes la reorientación punitiva y articulada con EE.UU del plan contra las drogas en la “frontera norte”[vi] (especialmente en la frontera con Bolivia). El presidente Mexicano ni se dejó ver; y sobre todo, asistimos al silencio ensordecedor de Obama, quizás porque hubiera tenido que decir que The War on Drugs is fine (la guerra ha estado bien), como lo demuestran la gran obsecuencia y seguidismo de algunos gobiernos locales, que no le exigen responsabilidades a los Estados Unidos, ni buscan alternativas para que el combate al tráfico de drogas no tenga el tan alto costo humano, ambiental y político que ha tenido hasta ahora. Bien por los gobiernos que plantearon el debate sobre a quién beneficia la cocaína, esperemos que empecemos a conocer las respuestas, y con esto, empecemos a ver el final de esa nefasta e inútil guerra.

[i] Informe de la Comisión Global contra las drogas: http://www.globalcommissionondrugs.org/wp-content/themes/gcdp_v1/pdf/Global_Commission_on_Drug_Policy_Press_Release_Spanish.pdf

[ii] Noticias sobre las palabras de Evo Morales y Delcy Rodríguez en la ONU:

http://www.telesurtv.net/news/Evo-Morales-Bolivia-disminuyo-en-34–la-produccion-de-coca-20160421-0027.html 

http://www.un.org/spanish/News/story.asp?NewsID=34913#.VxpvffnhDIU

http://www.vtv.gob.ve/articulos/2016/04/21/venezuela-rechaza-la-utilizacion-de-la-politica-belicista-en-la-lucha-contra-las-drogas-dijo-delcy-rodriguez-desde-la-onu-469.html

[iii] http://www.estrategiaynegocios.net/inicio/829153-330/hasta-1200-toneladas-de-cocaina-pasan-al-a%C3%B1o-por-centroam%C3%A9rica

[iv] SAULOY, Mylene y LE BONNIEC, Yves (1994). ¿A quién beneficia la cocaína? Bogotá. Tercer Mundo Editores.

[v] Informe oficial de la agencia contra las drogas: https://www.ncjrs.gov/ondcppubs/policy/strategy/perfil.html

[vi] http://www.telesurtv.net/news/En-que-se-traducen-los-acuerdos-firmados-por-Obama-y-Macri-20160328-0007.html

Leer el artículo de Sputnik aquí 

Leer el artículo de Celag aquí 

#‎LatinoaméricaPiensa‬ ► www.latinoamericapiensa.com

Un vídeo publicado por Latinoamérica Piensa (@latampiensa) el

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Suscribete al newsletter

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Informe especial

Informe especial

Informe especial

Radio Malena

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

"

Developed in conjunction with Ext-Joom.com